El mejor remedio para curarse a sí mismo de todas las enfermedades de la mente, es la fe

Si bien nuestro cuerpo físico está regido por los doshas – principios energéticos de los elementos éter, aire, fuego, agua y tierra- que definen nuestro metabolismo y constitución externa: alto, bajo, blanco, moreno, rubio etc. Sin embargo, es la mente que controla estos doshas, el cómo piensas, cómo percibes el mundo, qué emociones fluyen y qué otras se han guardado, hacen que los doshas entreguen esta información a tus células y órganos, ya sea para producirte bienestar o enfermedad.

Si no has educado a tu mente o transformado patrones y esquemas dentro de ella, una simple dieta vegetariana o vegana no tendrán la potencia para transformarte. Para unos, una cosa puede ser medicina y para otros, veneno. ¿ Qué es lo que define una cosa de la otra? La mente. Y ¿cómo puedes dar medicina a la mente y que ella actué en tu favor, para sanar?. Es ella quien te ayudará a despertar tu Medicina Interna, o de lo contrario te destruirá.

Si quieres vida, ¿ para qué la quieres? si necesitas sanar de alguna enfermedad, ¿para qué quieres hacerlo? Qué entregarás con tu vida, cuál es el propósito para mantenerte saludable…Cuando descubras estas respuestas, serán tu guía, el timón de tu barco, y con esta información todo tu organismo, cada célula y átomo al saberse con un propósito procuraran ser tu apoyo y herramientas para este viaje.

Pero cuando hay confusión, tristeza, sin propósito, en la mente, esta se debilita y esto, seguramente, te causará enfermedad, tal vez no ahora o mañana, sino en años más, pues la enfermedad se da después de una incubación.

Te presento un extracto sobre cómo la fe puede ser una medicina alternativa para la curación de la mente:

“El cuidado de la salud por Hazrat Inayat Khan”:

Una vida regular, una dieta adecuada, un buen sueño, un equilibrio entre actividad y descanso y una respiración adecuada nos ayudan a tener una buena salud; sin embargo, el mejor remedio para curarse a sí mismo de todas las enfermedades de la mente, es la fé.

La fe acelera la sanación; cuanto más grande es la fe, más rápido es el tiempo de sanación. […..]

Ninguna terapia puede dar resultados positivos si falta fe. […..]

La fe es un verdadero milagro, ya que es creativa.[….]

La fe es tan sagrada que no puede ser enseñada; hay que descubrirla por sí misma, nadie en el mundo está completamente desprovisto de fe; solo que permanece oculta. […..]

Se puede llegar a la fe, por la furia de creer? Las cosas celestiales no pueden ser alcanzadas con la única cualidad de perseverancia; porque son una gracia de Dios.[….]
La gracia de Dios es lo que fortalece la creencia y la convierte en fe.

Todo lo que pertenece a la tierra tiene más o menos un precio; lo podemos comprar. Solo hay una cosa, sin precio, porque nunca podríamos pagar su costo: la gracia de Dios.[….] la gracia de Dios es el amor de Dios.[…..] Los seres humanos viven en la tierra en sus cáscaras, incautos de todos los privilegios de la vida y desagradecidos hacia el que los dona.

Para poder ver la gracia de Dios, hay que abrir los ojos, levantar la cabeza del pequeño mundo que cada uno se ha creado alrededor de sí mismo, mirar hacia arriba y hacia abajo, hacia delante y hacia atrás, ya que la gracia de Dios viene de todos lados, en abundancia. […..]

Viviendo, sin embargo, en su pequeña cáscara no se encuentra la gracia de Dios: lo que se encuentra son las miserias, las preocupaciones, las dificultades, la indiferencia al mundo y todo lo que es más desagradable.

Ya que cuando se mira hacia abajo, se ve el barro; mirando hacia arriba, hay estrellas y planetas maravillosos. Depende de dónde se mire, arriba o abajo.

Qué es el mundo mortal? Qué es la existencia física? Qué es esta vida cambiante? Si no fuera por la fe, para qué sirve todo esto? Porque esto es algo que cambia, inapropiado, algo que está sujeto a destrucción.

Por tanto, no es solo por amor a la verdad, sino por la vida misma, que hay que encontrar la confianza en uno mismo, desarrollarla, nutrirla, permitirle crecer, en cada momento de la vida, para que culmine en la fe.
Y esa fe es el misterio de la vida, el secreto de la salvación.

La fé en el Ser Supremo, que vive dentro del corazón, sino, cuál es la fe que te mantiene aquí y ahora? ¿En qué tienes fé?

Abrazos de luz,
Navita

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s