¡Tiempo de elevar tus vibraciones!

Los visionarios del Ayurveda: los rishis, yoguis y sadhus, hace miles de años atrás ya conocían las funciones de la mente, y cómo su corriente ininterrumpida e inestabilidad por su propia naturaleza intrínseca, afectaban a los doshas ( metabolismo y psiquis) por lo que han creado “tecnologías” de alimentación y meditación ( mantras y pranayama) que apacigüen el agravamiento de estos doshas (salgan de su equilibrio natural) y así evitar las enfermedades, poniendo, o más bien, mostrando el objetivo final, el estado perfecto de salud que es cuando cumples el propósito espiritual de tu existencia.

Recientemente se está comprobando, que tu personalidad (cómo piensas y sientes) condiciona tu bioquímica, o sea, tu inmunidad, por ejemplo, la Asociación Española contra el Cáncer de Madrid y la atención psicológica al paciente oncológico de la Fundación Oncolliga de Terrassa, y publica Cáncer, más allá de la enfermedad (Obelisco), muestra en una pantalla gráficas de variables fisiológicas (tensión arterial, ritmo cardiaco, frecuencia hertziana…) de pacientes que mejoran tras aprender a sosegar emociones. Resumen: Monitorizar estas variables (bioinformación, se llama) ayuda a modular pensamientos, emociones y conductas en tu favor, esta es una investigación a cargo de Emma Barthe:

Cómo es la palabrita?
Psiconeuroendocrinoinmunología.
Buf… ¿Qué describe?
La rama de la medicina que estudia las interrelaciones entre la psique y los sistemas nervioso, endocrino e inmunológico.
El sistema inmunológico está de moda.
Con razón: cuanto más tonificado lo tengas, más resistente serás a los tumores, virus, bacterias, etc
Llega un fármaco que fortalecerá el sistema inmunitario contra cánceres, dicen.
¡Bienvenido! Pero, entre tanto, puedes fortalecerlo tú mismo con algunas prácticas.

¡Adelante! ¿Qué prácticas?
La respiración pranayama, respiración consciente, o simplemente la diafragmática es una. Y potentísima: ¡rebaja súbitamente la frecuencia eléctrica de tu cerebro en varios hertzios!
El canto de mantras, con su audición
¿Y eso es bueno?
¡Sanísimo! Te sosiega, y así dejas de producir endorfinas que estresan y lesionan tu sistema inmunitario. Practícala… y equilibrarás todas tus variables fisiológicas. ¡Pura salud!
¡Enséñeme a hacerlo!
La 6-3-9, la llamo: siéntate, cierra los ojos…
Ajá, ya.
Coloca una mano sobre el vientre, para notar cómo el aire entra y sale. Y ahora inspira aire por la nariz durante seis segundos, dirigiéndolo al vientre…
Tu mano sube: bien. Retén el aire durante tres segundos.
Y ahora espíralo por la boca durante nueve segundos.
La mano desciende: bien, bien… Deja pasar tres segundos sin aire.
Y vuelve a inspirar aire, profunda y leeeeentamente.., durante seis segundos.
Repite el ejercicio cada día durante diez minutos y ¡reforzarás tu sistema inmunitario!
¿Sí? ¿Así de fácil?

Te apaciguas: puede ser medido con electrodos. Aquietas tu frecuencia hertziana cerebral, estás sosegando emociones. Y esto es garantía de salud. Cada estado emocional provoca estados bioquímicos y fisiológicos.
¿Y puede medirlo en hertzios, dice?
La actividad cerebral se mide eléctricamente, sí: ¡un cerebro a 0.4 hertzios es lo peor!
¿Qué significan esos 0.4 hertzios?
Fase de histeria o pánico, con pérdida de control o agresividad: ¡ahí puedes matar!
Total: que puedo crear mi salud, ¿no?
Tu salud es la función entre la agresión del entorno y la vulnerabilidad de tu organismo, ¡y está claro que tú puedes fortalecerlo!
¿Cerrando los ojos y respirando…?
Una emoción positiva aumenta la inmunoglobulina y la actividad de los linfocitos, que atacan células cancerosas. Así que cierra los ojos… y visualiza escenas e imagina situaciones relajantes y benéficas para ti, pues para tu cerebro… ¡es igual imaginado que real!


PARA LOS QUE RESONAN EN VIBRACIONES INFERIORES ENFERMAN MÁS FACILMENTE:

• el dolor produce vibraciones: de 0.1 a 2 Hz; MIEDO- de 0.2 a 2.2 Hz; !!! • resentimiento: de 0.6 a 3.3 Hz; • irritación: de 0.9 a 3.8 Hz; • ruido: de 0.6 a 1.9 Hz; • temperamento cálido – 0.9 Hz; • destello de furia – 0.5 Hz; • ira – 1.4 Hz; • orgullo – 0.8 Hz; • orgullo (megalomanía) – 3.1 Hz; • abandono – 1.5 Hz; • superioridad – 1.9 Hz;

LAS VIBRACIONES MÁS ALTAS:

• generosidad – 95 Hz; • gracias (gracias) – 45 Hz; • sincero agradecimiento: desde 140 Hz y superior; • un sentido de unidad con otras personas: 144 Hz y más; • compasión: desde 150 Hz y más (pero la lástima es solo 3 Hz); • amor (como dice el refrán con la cabeza, es decir, cuando una persona entiende que el amor es un buen sentimiento, brillante y con gran fuerza, pero aún no ha aprendido a amar con el corazón) vibración – 50 Hz; • el amor que una persona genera con su corazón por todas las personas sin excepción y todos los seres vivos, desde 150 Hz en adelante; • Amor universal, incondicional y sacrificado: desde 205 Hz y superior.

Otros consejos:
La mente es muy poderosa, en realidad, ella controla los doshas, y estos principios energéticos controlan nuestros sistemas físicos, por lo tanto:

¿ Cuál es la medicina para la mente?

La medicina para la mente es la meditación y la repetición del mantra, de hecho, esta palabra sánscrita significa, man – mente–, tra– liberación– o protección, son repeticiones que nos conectan con vibraciones mucho más altas que provienen de planos espirituales, –aprakriti prana – que salen de la vibración material y nos elevan y es por esta razón que podemos conectarnos con nuestro ser espiritual y con Dios o la Super Alma.

También es importante recordar que nuestra alimentación son semillas de nuestros pensamientos, y lo que pensamos es lo que hacemos, tener una alimentación consciente es parte del proceso de evolución, de modificar nuestras emociones y conductas, es decir una alimentación sin violencia hacia otras entidades vivientes, permitirán el mayor control de tu mente.

Encuentra tu dharma – propósito de existencia– para una salud perfecta.
El Ayurveda nos enseña a trascender el cuerpo hecho de los elementos todavía materiales que se llaman doshas (éter, aire, fuego, agua y tierra) , y la mente, aunque más sutil, pero también materia al fin (pensamientos y emociones) , para llegar a conectarnos con nuestra espiritualidad, porque no somos materia, somos espíritu, somos conciencia, somos bienestar.
Cuando estamos en sintonía con el propósito último de la existencia y tomamos el cuerpo y la mente como un vehículo, una herramienta, es decir, dejamos de identificarnos con sus designaciones del ” yo y lo mío” (que es esto lo que nos enferma, el apego), podremos vibrar altamente y sintonizar con el amor divino, una frecuencia tan alta que nos sanará completamente, ese es nuestro estado natural de salud.

¿ te gustaría vibrar tan alto? ( 150 Hz en adelante; • Amor universal, incondicional : desde 205 Hz y superior.)
Siiiiii!!! pues tendrás que hacer practicas espirituales serias –sadhana– con disciplina y determinación, para tener ese encuentro de Amor divino y vivir una conciencia de amor.

Abrazos de luz Navita

Si te gusta ¡compártelo!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s